Esfuerzo físico, psicológico, equipamiento y severidad. Estas son las cuatro variables de una propuesta de sistema con el que conocer, de la manera más precisa posible, las dificultades de una vía ferrata.