Homologar, auditar, evaluar, arbitrar… Funciones todas ellas del colectivo arbitral FEDME. Un equipo especializado, que con el paso del tiempo, y a pesar de la constante transformación de nuestras modalidades deportivas, se mantiene como referencia en nuestra estructura deportiva.

El Comité técnico, que depende de la Junta Directiva, tiene por cometido la organización del servicio de arbitraje y de la gestión técnica arbitral en el ámbito competencial de esta federación.

A fin de adaptar la estructura arbitral a los nuevos retos, en palabras de Lluis Pallarès, Presidente Comité Árbitros Competición, “con estos nuevos nombramientos se busca mantener a aquellas personas que cuentan ya con una larga experiencia arbitral y que cuentan con la disponibilidad suficiente para realizar esta labor de coordinación y atención del colectivo arbitral. Por otro lado, al ser nombrado Presidente del Comité de Árbitros Competición era necesario reforzar el área de carreras por montaña, así como incorporar la figura de coordinación de los árbitros ambientales, y árbitros de clasificaciones, que sin duda supondrá un elemento diferenciador esta temporada. Unos nombramientos donde la veteranía y la experiencia de las personas, sin duda nos ayudará a continuar con la labor desempeñada hasta el momento”.

Nombramientos del colectivo arbitral

Presidente Comité Árbitros Competición

  • Lluís Pallarès Navarro.

Área Esquí de  Montaña

  • Responsable: Daniel Gimenez Roig.

Área Escalada

  • Responsable: Anna González Monrós.
  • Coordinador Reglamento: Joaquim Hernández.
  • Coordinador Formación: David Mora.

Área Marcha Nórdica

  • Responsable: Eduardo Gaviño.
  • Coordinador Reglamento: Juan Antonio Jara.
  • Coordinador Formación: Javier Ramos Bejarano.

Área CXM-Trail

  • Responsable: Jesús García Martín.
  • Coordinador Árbitros Clasificaciones: Pedro Gámez Mellado.
  • Coordinador Árbitros Ambientales y Green Label: Ramón Malcorra Altuna.

La labor del cuerpo arbitral FEDME no es otra que la de velar por la aplicación del Reglamento en todos sus ámbitos, ya sea desde el punto de vista del organizador, del deportista, o del técnico federativo. Una labor que les lleva a hacer cumplir el reglamento, pero también a colaborar, asesorar y ayudar a todos los actores implicados para que el desarrollo de la competición sea un éxito.

Un colectivo arbitral que cuenta con deportistas de alto nivel, organizadores o técnicos federativos. Una diversidad que le da valor a la figura del árbitro y que por otro lado facilita la labor en determinadas situaciones, donde hay que gestionar situaciones que se escapan de lo puramente reglamentario.